Criar lombrices también presenta sus problemas, sus particularidades y sus secretos.

Instalar un criadero de lombrices es lo mismo que instalar cualquier otro tipo de explotación zootécnica; existen costos, plazos de gestión, plazos de producción y, por otro lado hay que preocuparse también para hacer cuadrar las cuentas de la gestión económica.

Pero criar lombrices está al alcance de todo el mundo, es una actividad que se puede plantear a cualquier nivel, aunque es evidente que habrá que seguir criterios distintos en cada caso; no obstante, podemos anticipar que hay unas reglas constantes, ya sea que se emprenda como simple afición o se críe a nivel industrial.